Somos Animales Todavía

leon

Basta con observar el sistema a nuestro alrededor, vivir como una sociedad es sinónimo que hemos dejado de lado nuestros instintos más básicos (los hemos dejado de lado, aunque siguen siendo importantes) por la imposición de un sistema estructurado que nos permite convivir en paz y cooperar. Pero esto no ha sido mas que una de las muchas ideas que se terminan convirtiendo en utopías, ni hemos dejado de lado los bajos instintos ni hemos logrado esa tan anhelada sana convivencia pacífica, en lugar de eso vemos como el impulso del placer nos dispara a quemarropa hacia nuestros semejantes, con el propósito de satisfacerlos y establecer un dominio sobre alguien, con tal de prolongar esa sensación de placer, casi como si dependiera nuestra vida de ello, lo cual nos ha vuelto territoriales y queremos todo para nosotros mismos, mientras que el otro puede entrar y salir por la ventana sin que toque nada, ¿Se le puede llamar a eso ser civilizado?.

No considero que sea la primera vez que se toque el tema, tampoco creo aportar algo novedoso mas que el simple ejercicio de la reflexión, cosa que debería convertirse en un hábito para todos, pero volviendo al tema, parece que tendríamos que definir prioridades ¿Estamos exigiendo cosas que podemos atender? es decir, si el fuego se intensifica optamos por apagarlo o por beber un poco de esa agua para disminuir la sed, o peor aún, embarcarnos a la cruzada de encontrar a los culpables mientras el fuego sigue y se hace aún más grande. La idea de ser humanos aparenta ser algo que  “nos queda grande” porque cuando los instintos llaman arrasaremos con lo que haya frente a nosotros, sin importar bajo que orden estamos regidos, lo cual me llevaría a pensar que la lucha entre razón e instinto se prolongará, y no nos gustará quien gane.

Anuncios